Blanca como la nieve, roja como la sangre

De cuando los sueños se convierten en proyectos

Leo es un joven italiano que le gusta jugar al fútbol y pasar buena parte del tiempo con sus amigos. Detesta todo aquello que sea blanco, que no genere ninguna emoción. Le gusta el rojo, con el que la vida es vida: llena de deseos e ilusiones.

Para jóvenes como él la vida de los adultos resulta aburrida. Paloma, de la “Elegancia del Erizo”, dirá que los adultos son “como moscas que chocan una y otra vez contra el mismo vidrio”. Son como una pared blanca, monótona, siempre igual.

El encuentro con un profesor suplente hará que Leo cambie este modo de pensar:

“¿Cómo se supone que este hombre esté tan contento por haber cumplido su sueño: ser profesor?”

Antes sólo lo movía la ilusión de reunirse con sus amigos, de pasarla bien. Ahora Leo se sentirá incompleto. A pesar de tanta emoción se sentirá en blanco, y descubrirá que en su vida hará falta encontrar un sueño que realizar.

Su primer sueño será enamorar a Beatriz y aprenderá del suplente, a quien llamará “el soñador”, que para realizarlo “todo sueño verdadero deberá convertirse en un proyecto, sino se quedará sólo en un sueño”. Con este primero sueño convertido en proyecto Leo descubrirá que no será tan fácil realizarlo y se dará cuenta que requerirá sacrificio.

El esfuerzo por realizar su proyecto hará que Leo vaya madurando, que vaya tomando las riendas de su propia vida. Dirigirse a fines valiosos, siendo responsable de nuestros actos nos irán convirtiendo en hombres libres.

En el verano Leo pensará. En su reflexión verá que no todo proyecto resulta exitoso. Descubre que a través del fracaso puede fortalecerse para levantarse y emprender nuevos proyectos. A través de la reflexión, de asimilar la propia vida, Leo hará que sus proyectos se conviertan en experiencia, con la que irá escribiendo su propia historia.

Esto parece ser la clave de ir más allá vidrio: hacer uso de nuestra libertad en proyectos arduos y valiosos, que nos lleven a salir de nosotros mismos, de nuestra comodidad. Con su vivencia y reflexión, nos iremos conociendo a nosotros mismos, conoceremos nuestras limitaciones, para ir más allá.

Sin embargo, me dirán que el “adulto mosca” siempre anda proponiéndose proyectos, que anda en un constante apuro por obtener éxitos, por obtener resultados. Y he aquí algo que aclarar:

Leo parece prepararse para lo que podemos llamar: un proyecto de vida definitivo, un proyecto “grande” que colme por completo su existencia, que lo haga feliz. La vivencia que emprende beneficia a los demás, pero tiene como principal resultado mejorar lo que él mismo es. Se trata, cómo dirá Albert Schewtzeir: de buscar hasta “encontrar un modo de servir”, lo que hará de nuestra vida un camino retador, lleno de ilusiones; una aventura con sentido, cuyo fin nos sobrepasa y no nos resulta del todo conocido, pero nos da seguridad. Es el misterio presente en la vida de todo héroe que lo lleva a emprender grandes proyectos.

La vida feliz no puede ser ni depender de un constante proponerse pequeños proyectos, “proyectos moscas”: sería como tomar mil caminos distintos y que ninguno tuviera final. Viviríamos en una eterna sensación de vértigo: llegar al final, confiados en que conseguimos lo deseado y darnos cuenta que no era lo esperado. Sería un eterno pegarnos contra el vidrio, sin poder volar más alto.

Así como las plantas se dirigen hacia la luz para crecer hacia su mayor perfección, la vida del hombre, del ser más perfecto de la naturaleza, sería absurda sino fuera, en la búsqueda y en la realización libre de sueños y proyectos -cómo diría Paul Claudel-: “una aventura -un proyecto grande- hacia la luz”

Creo que suena complicado, pero en ese sueño que Claudel nos propone podemos encontrar la clave, el fundamento, para plantearnos y realizar en nuestra vida proyectos verdaderamente valiosos, con los que nos conduciremos hacia la verdadera felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s