Ser Santo, ¿un ideal para todos?

Hace mucho tiempo, en la época medieval, los hombres creían que ser Santo era cosa de convento, de hombres y mujeres que se dedicaban todo el día a rezar y a buscar la verdad. Con el paso de los siglos hemos ido retomando, poco a poco, el sentido original de la santidad, con el que cada quien en su estado puede ser Santo, y santo de altar.

Pero: ¿por qué ser Santo?  ¿Eso de qué me sirve a mí?

Sigue leyendo en: https://goo.gl/Gy1hS9

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s