El hombre excelente

En toda época de la historia algunos hombres resaltan más que otros; hombres y mujeres que marcan épocas, cambian vidas, influyen en la cultura y en la sociedad. A estos hombres los llamaremos: hombres excelentes. En qué consiste esa excelencia es a lo que hoy nos intentaremos aproximar.

Un hombre excelente es aquel que va en búsqueda de lo mejor. Para buscar eso mejor necesita escoger un bien entre muchos otros. Es el caso de un joven que desea ser un buen ingeniero (ideal, o bien mayor), pero para ello debe renunciar a horas de play (primer bien) y dedicárselas al estudio (segundo bien). Excelente será el joven, entonces,  no sólo que desee ser un buen ingeniero, sino aquel que haya comenzado a estudiar para llegar a ser un buen ingeniero. La excelencia no se trata sólo de un deseo, se trata de un camino, de un proyecto que se emprende.

Pero el hombre que conocemos como excelente va aún más allá. Vemos que este tipo de hombre no actúa por metas a corto o mediano plazo, sino que empeña toda su vida en algo grande, en un proyecto a largo plazo que orienta todo su obrar. Por ahora sólo diremos que ese “algo grande” se trata de algo fuera de él, que lo supera; algo por lo que dice: “esto que conozco es lo mejor para mí, y lo quiero por encima de cualquier otra cosa”.

Como vemos en la literatura y en la realidad, el hombre excelente se caracteriza, nos dirá Gerardo Castillo, porque tiene fe en eso grande a lo que empeña su vida. Se cae y se levanta porque confía en algo superior a él. Sócrates se hace grande por la verdad, el Principito por el amor a una rosa, y Frodo por la misión de salvar a su comarca. En todo hombre excelente existe esta misteriosa fuerza exterior que lo va forjando.

En el camino hacia esa meta el hombre excelente va adquiriendo recursos. Frodo reconoce que es un pequeño hobbit, pero confía, y en vez de quedarse a mitad de camino –por lo difícil del trayecto- y volver a su cómoda cabaña, sigue hasta el final. Al caerse, se levanta: consigue ayuda, adquiere habilidades, etc. Aquello en lo que confía lo va forjando, lo va haciendo mejor.

Ese algo grande a lo que el hombre excelente empeña toda su vida parece consumir todo su tiempo, parece esclavizarlo. Así ocurre con el superhéroe de las historietas que renuncia a una vida cómoda para salvar a su ciudad, pues a ella, en cierta forma, se ata. El Principito se irá atando a su rosa y, sin entender por qué se dedica a cuidarla, escapará de su planeta. Pero no dejará de pensar en ella, y regresará a cuidarla luego de descubrir qué es lo esencial. Se preguntará: mi vida anterior era muy cómoda, pero: ¿qué sería yo sin mi rosa? ¿Qué sería yo sin cumplir la misión de cuidar a mi rosa?

Estos hombres excelentes son siempre servidores, y son siempre un ejemplo, modelos, para la vida social. Nos enseñan que, a través de lo callado, a través de lo pequeño, consiguen alcanzar la mejor versión de sí mismos, que exige:

(1) Humildad, para reconocer que son poco y que deben ir pidiendo ayuda y mejorando para ser cada vez más capaces de perseguir eso grande a lo que aspira y a lo que dedica su vida; y (2) cuidar las cosas pequeñas, los detalles, sabiendo que en su cuidado se manifiesta y se fortalece el amor de eso que aman: la verdad, la rosa, etc.

La clave del hombre excelente, entonces, como nos muestra el Principito, es: (1) ir cuidando su propio planeta; para luego (2) estar dispuesto a empeñar su propia vida en cuidar de aquello grande que lo hace mejor, que, como la rosa, le llega a su momento, y lo va moldeando hasta conseguir la mejor versión de sí mismo.

Gabriel Capriles

@gabcapriles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s